Cinco ventajas de que las empresas formen a sus empleados

68

Solo hay una cosa más cara que formar a un trabajador y que se vaya: no formarle y que se quede. La frase no es nuestra, sino de nadie menos que Henry Ford, y muestra una evidencia clara: cualquier empresa debe tener a los mejores profesionales y, para ello, deben estar formados.

Esta clave, que ha sido siempre aplicable, toma aún más relevancia en la era digital y del aprendizaje, en la que cualquier conocimiento adquirido va evolucionando y cambiando cada pocos años. Porque lo que aprendimos en la universidad vale de mucho y es la base de nuestro saber hacer, pero cada vez es más necesario que sigamos formándonos continuamente a lo largo de nuestra trayectoria profesional.

Pese a esta realidad, los datos no son especialmente esperanzadores: la formación continua dentro de las empresas españolas no solo no es masiva, sino que, de hecho, va cayendo progresivamente cada año.

leer artítuclo